Inicio / Compañías tecnológicas / Google / Vehículos autónomos de Google dejan el laboratorio y toman las calles

Vehículos autónomos de Google dejan el laboratorio y toman las calles

¡Toda una flotilla de vehículos autónomos recorre carreteras de Estados Unidos! El proyecto lleva la firma de Google y aún se encuentra en fase de investigación, pero el gigante de Internet ha anunciado que esta tecnología llegará al mercado en 2020.

Vehículos autónomos de Google

Foto: sellyourcarfast.com.au

No es cosa de ciencia ficción, aunque sin duda literatura y cine han profetizado la llegada de este momento desde hace mucho.

Después de seis años de trabajo en conjunto con empresas como Toyota y Lexus, Google planea llevar la conducción de vehículos a otro nivel. Desde el mes pasado la compañía comenzó las pruebas públicas de un prototipo de su propio diseño, para analizar cómo interactúa este con el tráfico real de las ciudades. El nuevo carro, un Lexus SUVs modificado, tiene la apariencia de una pequeña burbuja con capacidad para dos pasajeros, y carece de volante, acelerador y frenos: ¡está diseñado para que el usuario escoja un destino y deje al vehículo hacer el resto!     

Vehículos autónomos de Google - ejemplar

Foto: telegraph.co.uk

El auto puede acelerar, girar, seguir las señales del tráfico, y evitar peatones sin la intervención de humanos. Funciona con electricidad y tiene un límite de velocidad de 40 kilómetros por hora. Es como un carrito de golf, ¡pero muy sofisticado!

El proyecto de vehículos autónomos de Google

El sensacional proyecto de Google (en inglés Googe Self-Driving Car o Google Driverless Car) implica el desarrollo de tecnología para la automatización de vehículos, sobre todo de vehículos eléctricos. Google Chauffeur es el nombre del software que hace realidad el milagro de que los autos se conduzcan por sí solos. Detrás de él hay un equipo de 15 ingenieros, liderados en la actualidad por Chris Urmson, quien ha trabajado, como otros miembros del grupo, en la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, DARPA, de Estado Unidos.

Vehículos autónomos de Google - ejemplar en carretera

Foto: bmwblog.com

Desde 2009 los ingenieros de Google han habilitado diferentes tipos de vehículo con el equipamiento necesario para que se conduzcan automáticamente. La lista incluye seis Toyota Prius, tres Lexus RX450h y un Audi TT, además de un vehículo diseñado por Google –cuyas pruebas en carretera comenzaron en junio pasado- que es ensamblado por Roush Enterprise, con piezas de Bosch, ZF Lenksysteme, LG y Continental. Pero en la actualidad la flotilla de Google está compuesta por solo 24 Lexus SUVs, incluido el prototipo diseñado por Google.

Vehículos autónomos de Google en Canada

Foto: cbc.ca

Para el equipamiento de cada uno de sus vehículo robóticos Google invierte 150.000 dólares, de ellos 70.000 dólares destinados a costear el sistema LIDAR, de teledetección. Los prototipos cuentan con un radar frontal para evitar colisiones, así como con un cilindro giratorio en el techo, provisto de dispositivos de orientación y detección de objetos, que pueden monitorear movimiento a dos campos de fútbol de distancia, como el  sistema Velodyne 64-beam.

Láser en vehículos autónomos de Google

Foto: theverge.com

Este láser permite al vehículo generar en 3D un mapa detallado de su entorno y, para una mayor exactitud, combinar sus datos con los de los mapas mundiales de alta resolución de los que Google dispone ya.  “Esto nos da una precisión de localización de un centímetro o dos”, asegura Chris Urmson, al frente del proyecto de vehículos autónomos.

Pero aún hay mucho en lo que trabajar, incluso en cuestión de mapeo, pues el GPS puede ser apagado por una distancia de 10 metros y aún hay partes del mundo que evaden esta tecnología.

La apariencia es otro de los aspectos que seguramente mejorarán, sobre todo si Google quiere competir con sus vehículos robóticos en el mercado: este último prototipo  está diseñado solo para dos pasajeros y una prudente cantidad de provisiones.

Los prototipos de Google están diseñados para permitir el control manual del vehículo en caso de necesidad. Además, están programados para mantener los límites de velocidad establecidos por las leyes. Sin embargo, como las investigaciones demuestran que puede ser peligroso mantener estos límites mientras otros automóviles los ignoran, los vehículos autónomos de Google pueden llegar a correr hasta 16 km/h sobre el máximo de velocidad permitido, cuando las condiciones de tráfico lo permitan.

Si en medio del recorrido uno de los vehículos autónomos de Google sufre un desperfecto, lo mismo en el software que en su estructura física, este se detendrá y se hará a un lado en la vía, según aclaran los ingenieros. Ellos añaden que en tal caso, los pasajeros podrán esperar que otro auto robótico de la compañía vaya a recogerlos.

Los vehículos autónomos de Google conquistan las carreteras

En junio pasado el equipo de Google anunció que sus vehículo robóticos habían recorrido poco más de 1 609 269 kilómetros (1 millón de millas), lo equivalente a la distancia promedio que conduce un estadounidense en 75 años. “Tenemos alrededor de 75 años de experiencia de conducción compartida en toda la flota”, celebra Dmitri Dolgov, ingeniero principal de Google.

En todo ese trayecto los vehículos autónomos de Google debieron interactuar con 600.000 semáforos, 200.000 señales de “pare” y 180 millones de otros vehículos. Y en todo ese trayecto, solo han intervenido en 12 accidentes de tránsito menores en carreteras públicas.

Sergey Brin, co-fundador de Google, informó el mes anterior que de la docena de accidentes en los que han participado sus vehículo autónomos, 8 se debieron a que otro vehículo chocó la parte trasera de los autos robóticos mientras esperaban en semáforos o señales de “pare”, y 2 fueron ocasionados por conductores que intentaron aventajar los novedosos automóviles por el lateral. Otros 2 accidentes tuvieron lugar mientras un empleado de Google manejaba manualmente uno de los prototipos, y a causa de un conductor que giró inadecuadamente en una señal de pare.

Google sostiene que en todos los casos la responsabilidad de los accidentes no recayó en los vehículos autónomos, sino en errores humanos.

Desde 2012 la compañía comenzó las pruebas de su flotilla de vehículos autónomos en los alrededores de su cuartel general en Silicon Valley, California, sobre todo, aunque también se les ha corrido en autopistas y en calles de San Francisco. Los habitantes de Mountain View ya están habituados a encontrar en su día a día estos automóviles con dispositivos adicionales, y su letrero de identificación: “Auto sin conductor de Google”.

En esta etapa de prueba cada vehículo se desplaza tripulado por dos empleados de la compañía: un experto chofer y un ingeniero. En caso de problemas o imprevistos, ellos pueden asumir el control manual del auto.

 

¿Te ha interesado nuestro artículo? ¿Qué opinas sobre este tema?

Anat Rivas

Anat Rivas

Periodista que busca ampliar horizontes. Me asombra el constante y vertiginoso desarrollo de la tecnología y cómo a su paso cambia la naturaleza humana. Disfruto la lectura y el teatro, salir a bailar, irme de excursión y tomar fotos.
Anat Rivas

Leer además

Wearables: se duplica su uso en Estados Unidos

Wearables: se duplica su uso en Estados Unidos

Según un reporte de la firma de investigaciones PwC, el uso de wearables se duplicó …

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Deja un comentario

Estimado usuario, este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies